El peor momento de Facebook (o todos tenemos malas rachas)

¡Hola de nuevo! Para Optimización Online es un placer que visites este blog creado especialmente para ti. Aquí queremos compartir ideas y consejos para el éxito de tu organización, pero también historias de emprendedores y empresarios que, como tú, enfrentaron algunos problemas en el camino sin darse jamás por vencidos, y lograron triunfar pese a todo.

Es común que cuando empezamos con el sueño de emprender nuestra propia empresa, nos encontremos con algunos obstáculos en el camino. Por una parte, la competencia es fuerte y tenemos que enfrentar diversas pruebas para ser los mejores. Pero no importa qué tan difíciles sean éstas, hay que mantenernos en pie de lucha pase lo que pase. Y si ante la adversidad buscaste los servicios de una empresa que, como Optimización Online, ayude a que tu negocio se posicione y se consolide en el mundo de la web, es posible que hoy estés gozando los beneficios de haber hecho ese esfuerzo.

¿Recuerdas el comienzo de tu empresa?

Te invitamos a hacer un pequeño ejercicio: regresa en tu mente unos años, a la época en que comenzaste con tu empresa, a ese día emocionante en el que abriste por primera vez las puertas y encendiste las luces de tu sueño por fin materializado. ¡Cuánta felicidad y emociones encontradas! Por una parte, la alegría exacerbada, y por la otra, el miedo de lo que a partir de ese momento podría pasar.

Como sabemos, no todas las empresas comienzan a generar ganancias desde el primer mes, por lo que seguramente muchas veces viviste días difíciles en donde el dinero no te alcanzaba, o las rentas “se comían” tus rendimientos, y a duras penas lograbas cubrir los gastos fijos. Por ello, en cuanto comenzaban a llegar las primeras ganancias, más que emoción tenías un sentimiento de duda: te preguntabas si podías continuar y si era sabio invertir. Seguramente muchos de tus amigos y conocidos te apoyaron, pero otros intentaron desviarte de nuestra meta.

Sabemos que como empresarios vivimos muchas pruebas antes de lograr la estabilidad y de pensar en el crecimiento. Pero recuerda que el simple hecho de que nuestro negocio siga operando un día más es ya sinónimo de éxito. Es cierto que el camino es muy largo y no es fácil perseverar, mas esto no debe ser motivo de desánimo, pues son muchos los grandes empresarios actuales que, como se dice coloquialmente, “se las han visto color de hormiga”, pero han triunfado.

En todos esos casos de éxito, la fuerza y la entereza para seguir con su sueño pese a todo es lo que los ha hecho grandes. Y uno de estos grandes hombres es dueño de una empresa tan importante en el mundo actual que ya se ha convertido en parte de nuestra vida diaria. Todos estamos muy al pendiente de ella y muchos no concebirían su vida sin esta popular red social. Por supuesto hablamos de Mark Zuckerberg y de su mina de oro: Facebook.

Estamos tan acostumbrados a esta red social que no nos imaginamos que Zuckerberg hubiera tenido grandes problemas con ella. Generalmente pensamos que todo le ha salido de maravilla desde un principio, pero para darnos una idea más clara de lo que este gran empresario ha tenido que pasar para lograr el éxito del que ahora disfruta podemos ver la película biográfica, The Social Network, dirigida por David Fincher, en la que podemos seguir los primeros pasos de esta gran idea que comenzó solamente como un pequeño proyecto, al igual que muchos otros grandes sueños.

No todo fue miel sobre hojuelas

Y es que Mark Zuckerberg ha guiado a Facebook de una excelente manera. Por ello, nunca sospechamos que él haya tenido alguna duda en su camino, pues rara vez se abre a contar los desafíos vividos y las pruebas que ha tenido que sobrellevar. Sin embargo, Sam Altman, presidente de la compañía Y Combinator, entrevistó a Zuckerberg, quien por fin decidió dar testimonio de uno de los momentos más difíciles que vivió su compañía. En esta entrevista nos cuenta sobre los primeros años de Facebook y nos muestra su lado más vulnerable, con el que muchos de nosotros podemos sentirnos identificados. También comparte algunos de los errores que cometió en su trayectoria, para que otros jóvenes emprendedores puedan evitarlos.

Entre lo que reveló, Zuckerberg cuenta que uno de los momentos más tensos y difíciles que ha vivido dentro de su empresa se presentó cuando Yahoo, otra multimillonaria, ofreció comprar Facebook por mil millones de dólares. Ése —señala Zuckerberg— fue un punto de inflexión de su empresa. Esta oferta fue recibida en 2006, cuando Facebook tenía apenas dos años circulando y contaba con no más de diez millones de usuarios activos dentro de la red. Muchos creyeron que vender era la mejor opción que podía tener, pue nadie ofrecería tal cantidad de dinero a una empresa en crecimiento. Así, esta oportunidad parecía única o, al menos, muy difícil de repetirse en el futuro.

Pero Zuckerberg y su socio cofundador, Dustin Moskovitz, decidieron sabiamente hacer caso omiso de estos consejos y continuar con su empresa y con sus propios términos. Comenta también Zuckerberg que en lo personal no se arrepiente de haber rechazado tal oferta y que la pérdida de esa posible ganancia no le afecta; lo que le duele es que por esa decisión muchos de sus socios y personas que trabajaron a su lado para fundar Facebook abandonaron el proyecto, pues creían que se estaba cometiendo un terrible error, prácticamente un suicidio empresarial.

Todo el equipo que formaba el área de dirección abandonó la nave, por lo que él se culpa de la pérdida de este personal. Zuckerberg cree que no explicó bien las intenciones detrás del rechazo de la oferta multimillonaria a todas esas personas que emprendieron esta aventura junto con él y que no estaban de acuerdo en seguir por cuenta propia con el crecimiento de la empresa, pues para ellos el éxito estaba ya logrado al poder valuar en tal cantidad su proyecto.

También los grandes se arrepienten

En esta entrevista, el CEO y fundador de Facebook, también habló sobre una de las compras que no lo tienen muy convencido. Sucedió en 2014, con la adquisición de Oculus por la cantidad de dos mil millones de dólares. Este programa les permite saber qué productos probar y desarrollar, con base en un método científico que analiza los comentarios de los usuarios. Cree que si hubieran desarrollado un mejor método interno, la compañía no habría tenido que desembolsar tal cantidad de dinero, pero considera que uno no siempre puede anticiparse a las cosas; es cuestión de arriesgar para ganar.

Lo que queremos decirte al reproducir este testimonio es que nadie, ni siquiera el mismísimo Mark Zuckerberg, es infalible; todos los que están en la cima han tenido que escalar muchos niveles; han caído pero siempre se han levantado.

Aprende de Zuckerberg y haz algo por tu empresa hoy

Es por eso que en Optimización Online queremos ayudarte a posicionar tu empresa dentro de los primeros lugares en las búsquedas de la web. Te garantizamos que con la implementación de un sistema de SEO podrás lograr mantenerte visible y llegarás hasta las computadoras de tus clientes potenciales. Date la oportunidad de abrirte un mundo de posibilidades e invierte en una estrategia que te permitirá llegar más lejos de lo que habías creído. Como dice Mark Zuckerberg, anticípate a tu competencia y opta ya por esta novedosa estrategia. No te arrepientas de lo que pudiste hacer hoy por tu empresa y sé ya parte de los casos de éxito de Optimización Online. ¡Te esperamos!

Publicaciones Recientes

Deja un comentario