5 reglas para escoger un dominio exitoso

Recibe una cordial bienvenida a otra entrada del blog de Optimización Online, un espacio en el que nuestros lectores y clientes pueden tener acceso a información relacionada con el mundo de la optimización en Internet de manera orgánica.

El día de hoy trataremos un tema que en apariencia pudiera ser demasiado básico pero que resulta vital para la resolución de ciertos aspectos relacionados con la colocación de nuestra página web en la red: escoger el dominio de la misma.
Una manera fácil de verlo es como si estuviéramos escogiendo el nombre de un hijo, así que ya puedes comprender lo complejo y sencillo que puede resultar. En este caso, al igual que con el nombre de una compañía, hay ciertos elementos identitarios que debemos tomar en cuenta, sobre todo para ganar una mayor exposición.
En realidad, cada página que consultamos en Internet está conformada por una serie de dígitos que resultan demasiado extensos y por eso se codifican en direcciones mucho más sencillas y cortas. Por ejemplo, cuando escribes un mail rara vez ponemos la dirección electrónica como tal, así que generalmente tecleamos el nombre de nuestro remitente y se indexa el e-mail de manera automática. Justo así es el proceso de un dominio y por eso resulta vital hacer la elección de las palabras adecuadas para el mismo.

A continuación te dejamos cinco reglas básicas para que elabores un dominio personalizado pero lo suficientemente efectivo para el crecimiento y colocación de tu empresa, negocio o página web personal con fines comerciales.

• Similitudes con el título del sitio/marca. Una de las mejores alternativas que vamos a tener para la reafirmación de nuestra marca en distintos medios sería la unidad de estilos tanto visuales como textuales y de significado. Por lo tanto, lo mejor es que el dominio incluya las palabras del nombre de tu marca o que se encuentre lo más cercano a ellas (en caso de que ya se haya registrado ese dominio). Sin embargo, entre más similares sean mucho mejor, por lo tanto sería recomendable que proyectes la implementación de una página web desde los primeros momentos de planeación de tu empresa, de esta manera el nombre será elegido con mucha más conciencia de la originalidad y la innovación, y la elección del dominio será sencilla.

• Adecuado al perfil comercial que quieres proyectar. Si el dominio o nombre de la marca será el sujeto de tu empresa, tienes que darle una identidad a ese sujeto. Así es, habrá que asumir a la empresa como un ente cualquiera. ¿Cómo le damos personalidad a una empresa? Pues a través de los valores, la misión, visión y los objetivos que responden a un contexto específico, entonces es importante tener mucho cuidado con la elección de palabras para que no envíen un mensaje erróneo. Por ejemplo: si vamos a poner un bufete de abogados no podemos usar un dominio como “abogaditos.com”, en primera por que la palabra por sí sola no comunica nada, y en segunda, el uso del diminutivo le resta seriedad a tu empresa. Sin embargo, si se trata de la página web de un salón de fiesta para niños, tal vez sí podamos usar algo como “chavitosdivertidos.com”, porque envía la idea de bienestar y, además, en este caso el diminutivo responde directamente al contexto infantil.

• Evitar caracteres confusos. Como vimos en el punto anterior, la elección de las palabras debe ser muy cuidadosa puesto que, si bien el dominio se trata de un elemento técnico de la página web, serán las palabras con las cuales las personas accederán a la misma. Así que entre menos confusa sea mucho mejor. Te recomendamos evitar caracteres que no formen parte del alfabeto convencional. Utiliza guiones o puntos de manera muy discreta o sólo cuando sea estrictamente necesario. Lo que no te recomendamos es poner abreviaturas, a menos que formen un acrónimo relacionado directamente con el nombre de tu empresa. También procura que no sea demasiado largo, lo que nos lleva al siguiente punto:

• Directo y breve. Recuerda que el ritmo de la vida actual es demasiado acelerado, y sobre todo en la web. Los nombres de dominios muy largos o complejos no lograrán insertarse en la conciencia colectiva. Pensemos en el caso de una de las redes sociales más importantes del mundo: Facebook. Lo conforma la unión de dos palabras que sin embargo terminan siendo una. Esto hace que su viralización sea mucho más rápida pues en una fórmula tan sencilla está contemplada la esencia del servicio que ofrecen: breve y directo.

• Respuesta a la intuición. En este blog hemos hablado de un tema fundamental para la optimización para páginas web: crear espacios responsivos, que respondan directamente a la intuición del usuario. Este mismo valor debe reflejarse en la elección del dominio. Si queremos entrar a un mercado mucho más amplio hay que tomar en cuenta a todos los grupos generacionales y muchos de ellos necesitan de mayor facilidad para acceder a ciertos sitios, así que si el dominio responde a la intuición del usuario y está relacionado directamente con tu marca será mucho más fácil que te encuentren.

¿Verdad que resulta bastante sencillo pero detrás de todo hay algunos toques de complejidad? No te angusties, si aún no logras encontrar un dominio que te convenza del todo, te invitamos a conocer nuestros servicios de optimización para páginas web. Podemos ayudarte desde la elección del dominio hasta la conformación de un diseño más atractivo.
Para saber más tips de este tipo no dejes de visitarnos, actualizamos el blog de manera constante con las noticias y recomendaciones más importantes del medio.
¡Hasta la próxima!

Publicaciones Recientes