Conversión

Por lo regular, cada estrategia de SEO que apliquemos tiene como objetivo lograr un impacto, una interacción y un tipo de respuesta particular de nuestro público potencial.  El término conversión hace referencia a ese último escalón, cuando el usuario ha llevado a cabo la reacción específica que tanto habíamos esperado.

Aunque muchas  personas conecten la palabra conversión con la ganancia económica de la empresa, lo cierto es que las metas de cada compañía o proyecto no pueden ser delimitadas sólo por el capital obtenido en un periodo de tiempo, mucho menos si hablamos del posicionamiento en motores de búsqueda.

Los objetivos para un sitio web pueden ser la suscripción al boletín de la página, adquirir miembros nuevos en su comunidad, leer una entrada de blog o, para decirlo de una forma más general, cualquier acción que forme parte o tenga un papel bien definido en el plan maestro de la compañía.

Cada empresa determinará sus estándares, límites y objetivos (lo cual está supeditado por el ramo y mercado en el que ésta se mueva) para saber en qué consistirá el proceso de conversión de su público.

Una manera clara de entender este término podría ser pensar en cómo la persona que navegaba por nuestra web, dejó de ser un mero cibernauta, para convertirse en un lector asiduo, un suscriptor o un nuevo miembro de nuestro público comercial.

Ésta puede ser una forma de definir el concepto, pero entenderlo sólo así significaría omitir muchas otras partes respecto a la interacción del usuario con la estrategia web.

Por ejemplo, aunque el usuario haya realizado la acción deseada, es necesario saber si se llegó hasta ese punto a partir de una palabra o concepto que fueron escritos en un motor de búsqueda, o si sólo dio click a algún anuncio. Pero éste es sólo un aspecto en la larga cadena que establece la compañía con su público de manera virtual, así como el llenado de formularios electrónicos o el número de ventas mensuales también pueden serlo.

Los detalles que acabamos de mencionar forman parte de una inquietud general, mucho más amplia, la cual toda persona que esté aplicando una estrategia de SEO para su empresa o proyecto conoce deliberadamente: ¿cuál es la mejor manera para obtener buenos resultados en una conversión?

A partir del promedio de vistas de un anuncio y del número de clicks que tenga el mismo, se pueden sacar dos promedios: el de la cantidad de gente que compró después de dar click y el de aquellos que adquirieron el producto y servicio, y que vieron antes, al menos una vez, el anuncio virtual.  El posicionamiento web no es una tarea sencilla, además de que hay distintos niveles para analizar y medir sus resultados.

Una de las formas más interesantes que tiene el SEO es la búsqueda del usuario o cliente de manera directa como una opción viable. No existe una regla donde se indique que el único camino para lograr la conversión es mediante una campaña de marketing virtual en la que el público toque a nuestra puerta.

Al contrario, si se tienen que enviar correos electrónicos, analizar los intereses de aquellos usuarios cuyo perfil podría tener afinidad con nuestra empresa o mostrar banners publicitarios para que el usuario termine de convertirse (y que nosotros comprendamos mejor al mercado) se aplicarán las estrategias necesarias para lograrlo.

En la actualidad existen herramientas especializadas, las cuales permiten realizar un trabajo de SEO con mayor profundidad, así como el análisis preciso de la interacción y los intereses del cibernauta.

Hay empresas que estudian los movimientos del cursor durante el tiempo en el que se visita una plataforma web, detectan los puntos más visibles y atractivos del diseño y determinan cuáles son los verdaderos motivos por los que un usuario interrumpe su interacción con nuestro sitio.

Un detalle importante, el cual depende de los objetivos propios, es contar con formularios prácticos y accesibles. Tendría muy poco de acertado ofrecerle al usuario un formulario con un buen número de áreas por llenar y una demanda exhaustiva de datos personales o complementarios. Ningún usuario quiere lanzar su información privada a la red, ni tampoco sentir que rellenar el formulario toma más tiempo del que, por lo común, debería.

Recordemos que internet puede sobresaturarnos de información en un tiempo relativamente breve, así como hacernos brincar de un punto a otro; mientras más neutro sea el formulario, más posibilidades de concentración tendrá el usuario.

Pensemos también en cómo Youtube, Vimeo y un sinfín de plataformas virtuales dedicadas al crowdfunding han confirmado que el video es un excelente medio para crear un impacto en el usuario. Y si bien la venta por video aún tiene mucho potencial y aspectos que no han sido aprovechados al 100%, es una de las opciones más atractivas y prácticas para los internautas. La posibilidad de que el usuario realice esa acción que requerimos se potencia a través del videomarketing.

Es importante recalcar que tal vez resulte inútil tener redes sociales o una cuenta en Youtube, si no hay un flujo constante de información, así como contenidos atractivos y de interés. Este punto de retroalimentación con el usuario, el cual permite abrir la puerta al público para que pueda conocer nuestra página web o interesarse en nuestros servicios o productos, es esencial.

Finalmente, recordemos la importancia de los dispositivos móviles y el continuo proceso de actualización en el que están inmersos. La oportunidad de que un usuario de dispositivos móviles pueda acceder a nuestro sitio web es vital, y desaprovecharla por falta de visión o no haber tenido la capacidad de adaptación necesaria no es más que un error absurdo.

En Diseño y Optimización Online somos expertos en este aspecto tan importante para cualquier empresa que quiere comenzar a tener, no solo mayor visibilidad en los principales buscadores de la red, sino también un mayor tráfico de calidad gracias a las estrategias que implementamos desde diversos ángulos, de esta forma logramos las conversiones necesarias y así, más allá de la visibilidad que se tenga en internet, este espacio sea una plataforma óptima para los potenciales consumidores.