Buscadores Web

Buen día les desea el equipo de Optimización Online. El día de hoy hemos preparado un artículo muy especial para nuestro blog, ya que este espacio fue diseñado con el propósito de brindarle siempre información útil y de vanguardia. Por este motivo, en esta ocasión vamos a hablar exclusivamente de los buscadores web, también conocidos como search engines. Así pues, si quiere conocer todo acerca de esta tecnología, desde su concepto hasta sus aplicaciones o su utilidad en la vida cotidiana de cualquier persona, no deje de acompañarnos…

Concepto de buscador

Un motor de búsqueda, o también conocido  simplemente como buscador, es un software o programa basado en un sistema digital e informático que tiene la función de realizar la búsqueda de archivos alojados en diferentes servidores web, haciendo uso de otras tecnologías conocidas coloquialmente como robots o arañas (“spiders”).

El ejemplo más común son los tipos de buscadores que proliferan en internet (algunos de ellos buscan únicamente en la web, pero otros lo hacen además en noticias, es decir, en otros medios). Así pues, estos motores tienen el propósito de discriminar la información sobre algún tema en específico mediante el uso de palabras clave.

Entonces, cuando se realiza una búsqueda en internet, estos programas arrojan en forma de  listado varias direcciones web de aquellos sitios en los que se mencionan temas relacionados con las palabras clave buscadas.

Es importante conocer lo básico sobre estas tecnologías porque el Internet se ha convertido sin duda alguna en la herramienta más rápida y eficiente para la búsqueda de información.

La necesidad de los buscadores

En la actualidad, la información tiene un valor inigualable sin importar el ámbito al que nos estemos refiriendo: el laboral, el académico, o inclusive el personal. Es por este motivo que los buscadores se han convertido en una herramienta necesaria para cualquier persona que utiliza el internet. Sin embargo, el uso de estas herramientas es bastante reciente, ya que el origen de los buscadores se remonta al año de 1994.

Así pues, el desarrollo de los primeros motores de búsqueda se lo debemos a dos universitarios de nacionalidad estadounidense, Jerry Yang y David Filo, quienes tomaron la decisión de crear una página web en la que se ofreciera un directorio de diversos sitios interesantes, clasificados por categorías, siempre tomando en cuenta las necesidades de sus compañeros de clase: la localización de información útil.

Como resultado de dicho proyecto, nació nada más y nada menos que Yahoo!, y el éxito de esta página fue tan grande que, al poco tiempo, una empresa fuerte la absorbió para convertirla en el portal que conocemos hoy en día. Además del buscador, ahora Yahoo! ofrece muchos más servicios.

Tipos de buscadores

Por lo general, los buscadores se integran dentro de tres categorías. Sin embargo, sólo vamos a mencionar la más importante de ellas, es decir, la que responde a la manera de obtener las direcciones que los buscadores almacenan en sus servidores y en bases de datos.

Así pues, de la categoría que acabamos de mencionar, se desprenden varios tipos de buscadores, y cada uno de ellos tiene características específicas. Por esta razón, es indispensable reconocer las particularidades de cada motor, de manera que podamos seleccionar la herramienta más adecuada para nuestras búsquedas en la web.

No obstante, hoy en día todos los buscadores tienden a ofrecer lo más que pueden en cuanto a variedad de servicios se refiere, por eso a veces es difícil adivinar de qué tipo de buscador se está hablando.

Índices de búsqueda

A grandes rasgos, los índices de búsqueda fueron el prototipo de los primeros motores que surgieron. Sin embargo, la única diferencia es que en los índices de búsqueda, las bases de datos con direcciones web son armadas por un equipo de humanos. Con esto nos referimos a que un grupo de personas (y no los robots o las “arañas”) rastrea la información en la red,  en páginas de diferentes índoles. Visiblemente, estos índices son clasificados por categorías y subcategorías, dependiendo de su contenido.

Entonces, para desempeñar una búsqueda o consulta dentro de un índice, es necesario moverse dentro de sus categorías. Por ejemplo, si buscamos información sobre el Museo Universitario de Arte Contemporáneo, debemos dar clic sobre una secuencia de pestañas clasificadas por temas y subtemas, como lo serían las siguientes: Arte / museos / México, etcétera. Gracias a este mecanismo es posible dar con la información que se necesita.

¿Cómo es que Yahoo! se convirtió en el primer motor de búsqueda, después de haber sido el primer índice de búsqueda que apareció?

Efectivamente, usted leyó bien, Yahoo! fue el primer índice de búsquedas y uno de los primeros motores de búsqueda relevantes.

Conforme pasaba el tiempo, pudo observarse que, a pesar de tratarse de un índice de búsqueda, también ofrecía un espacio para introducir palabras clave (bajo el título de la web). Así fue como Yahoo! entró en la clasificación de motor de búsqueda, con la expansión de sus servicios…

Motores de búsqueda

Ya lo vio a lo largo de este artículo, los motores de búsqueda llegaron después de los índices. Ahora bien, para evidenciar la distinción principal entre ambos conceptos, creemos que es pertinente apuntar que, en el caso de los motores, el rastreo de páginas en la web lo hace un algoritmo, o un programa, llamado araña o motor (de ahí proviene el nombre del tipo de buscador).

Lo que hace este programa, es que va visitando las diferentes páginas y, al mismo tiempo, va recolectando todo tipo de información para crear una base de datos en la que se relaciona la url o dominio de la página con las 100 primeras palabras que aparecen en ella (home). Como era de esperarse, la manera en que se tiene acceso a esta base de datos, es mediante las palabras clave.

La página del buscador nos ofrece una barra o un espacio para poder escribir la palabra o las frases relacionadas con el tema que nos interesa, y como resultado, nos entrega directamente un listado de páginas que hablan de ello y que contienen esas palabras clave.

Por ejemplo, si nos apoyamos en un search engine para localizar información acerca del MuseoNacional de Antropología e Historia, simplemente tendremos que escribir “Museo Nacional de Antropología e Historia” en el espacio de búsqueda y hacer clic en el botón “Buscar”. Como resultado obtendremos diferentes páginas con información acerca de este tema.

Esperamos que esta información le sea de mucha utilidad, de el siguiente paso y conozca las ventajas y servicios del poder del internet para su empresa.

Buscadores-Web

Publicaciones Recientes