El cambio de los medios de comunicación y la importancia del internet

Actualmente alrededor del 40% de la población en el mundo tiene conexión a internet. Veinte años atrás, sólo el 1% disfrutaba de este medio de comunicación. ¿Qué haríamos actualmente sin esta plataforma que nos permite no sólo comunicarnos sino también mantenernos actualizados, informarnos de lo que sucede a tiempo real, comprar y vender productos, obtener conocimientos nuevos, entretenernos y demás? Nos encontramos en una era de eficiencia, conveniencia e información global que hasta hace poco se creía imposible. Lo cierto es que los avances tecnológicos no permiten tiempo de espera.

¿Recuerdas cuando los primeros teléfonos celulares se popularizaron en los 90? Quizás no tuviste la suerte de estar en esa época. ¡Fue una locura total! En poco tiempo surgieron modelos que prometían la mejor tarifa, la mejor señal, la más alta tecnología. Pero por supuesto no se quedó ahí la cosa, ya que la mente humana es tan lista que pronto las características se adaptaron a otros objetos móviles como laptops, reproductores de música y tabletas. Ahora sólo necesitamos saber cuál de estos medios se adapta más a nuestras vidas.

el-cambio-de-los-medios-de-comunicacion-y-la-importancia-del-internet

Recordemos cómo inició la era de la información compartida:

Aunque hay muchas personas que con sus aportes a la informática y ciencia matemática han permitido el uso de nuestros aparatos de hoy en día, sería también imposible nombrarlos a todos. De una u otra manera, los estudios de los grandes pensadores anteriores influyen en los contemporáneos de la época. Se dice, por ejemplo, que la primera computadora fue construida por Konrad Zuse, ingeniero alemán, quien en 1914 estaría mostrando al mundo su aparato completamente funcional.

No nos iremos tan atrás en el tiempo porque sería una lista larga de recuerdos tecnológicos. Alan Turing, científico británico de la computación y criptografía, quien entre sus increíbles aportes al mundo se encuentra una base de algoritmos y diseños de máquinas electrónicas programables digitales influyeron en el desarrollo de las computadoras que utilizamos en la actualidad.

Hay quienes piensan que John Atanasoff, ingeniero electrónico estadounidense, fue el verdadero modernizador de las primeras máquinas que en nada se parecían a las bellezas informáticas que ahora tenemos. Se le ha conferido el nombre del padre del ordenador digital moderno.

Lo cierto es que en un planeta donde las noticias viajan rápido (y más ahora, donde todos estamos conectados), las mentes más brillantes tienen la tendencia de pensar similarmente. No se podría señalar de dónde provino realmente la computadora, puesto que en diferentes partes del mundo, los inventos tecnológicos no dejaban posibilidad de tomar un momento para pensar, pues el avance era continuo.

Lo mismo sucede con el internet. Lo que en algún momento se consideraba internet, era en realidad una red privada de comunicación entre máquinas del mismo fabricante.

El internet, concebido como lo conocemos hoy, lo relacionan, por ejemplo a Leonard Kleinrock, Robert W. Taylor y J.C.R. Licklider, ingenieros informáticos estadounidenses que desarrollaron la red que comentábamos, servía fines privados, llamada ARPANET.

Timothy John Berners-Lee, genio británico, también tuvo algo que ver en esta historia. Gracias a él contamos con lo que se le llama la World Wide Web, o sea el www que precede los dominios de una página de internet. Él y su equipo de trabajo dieron vida al lenguaje HTML, el cual sabemos que es el que nos permite utilizar hipertexto y localizar las URLs en el basto mundo del internet.

Para efectos prácticos, la grandeza de sus inventos se reflejan en números interesantes que continúan creciendo: hay más de 3 millones de usuarios de internet alrededor del globo terráqueo. Tan sólo en México hay alrededor de 58 mil usuarios, lo cual representa casi la mitad de la población total en el país.

Para efectos de negocios, la grandeza del cambio de los medios de comunicación y el internet, han contribuido a que también la manera de comprar y vender evolucione: apenas en el 2013, un total de 41% de los usuarios de internet tomaron la decisión de adquirir productos en línea. Imagina cuánto ha cambiado este porcentaje en los últimos tres años. Las barreras que impedían a las personas hacer su compra en línea se han ido disminuyendo e incluso eliminando. Hay maneras de certificar un depósito, de comprobar transferencias, de respaldar envíos y entregas directas e inmediatas, incluso de permitir el regreso de un producto si no ha cumplido las expectativas. Todo ello no era posible antes, o apenas se concedía. Tanto el comprador como el vendedor, fabricante o intermediario, tienen la posibilidad de respaldarse con la tecnología. Qué belleza…

No por nada es el medio actual más importante para conseguir clientes. Dejemos de lado por un momento las ventas. Piensa en las diversas posibilidades de promoción que el internet ofrece a las compañías. Existen N maneras de darte a conocer por este medio, existen N formas de consolidar tu marca y crear fidelidad en tus clientes. No sólo en tu área local sino a nivel mundial, tus servicios o productos pueden llegar hasta las manos de los clientes más difíciles. Por sus bondades, el internet es el medio más fácil, el más barato y el más extenso que puedes usar para alcanzar tus objetivos financieros. Si quieres saber cómo hacer que el internet funcione para ti, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. No por nada Optimización Online es la compañía SEO número 1 en Latinoamérica.

Publicaciones Recientes

Deja un comentario