La imagen de la mujer en los negocios

La imagen de la mujer en los negocios.

El papel de la mujer por mucho tiempo ha estado marginado, aunque existen algunas sociedades en las que las mujeres eran las únicas capaces de realizar ciertas actividades o rituales, dándoles así un lugar y función especial dentro de la estructura social. Desde el siglo pasado han existido diversos movimientos sociales y culturales con el fin de reivindicar el papel de la mujer, para darle un lugar no privilegiado sino de equidad entre ambos sexos. la imagen de la mujer en los negocios, en la religión, en la educación e incluso en los hogares se ha visto transformada hacia un punto más equitativo, aunque no en todos sus vértices.

Cada vez es más frecuente que personas del sexo femenino desempeñen puestos importantes en grandes empresas. Si bien es cierto que existe una ventaja en la fuerza física de los varones sobre las mujeres, tan sólo se debe a poseer una mayor masa muscular. Pero este pequeño desbalance permitió que durante mucho tiempo las personas del sexo masculino se vieran beneficiadas simplemente por una circunstancia de rol social. Sin embargo, ambos sexos han demostrado tener capacidades similares en las mismas actividades. Y que el realizar bien una acción no depende del sexo que se posea, sino que depende directamente de las habilidades particulares generadas por cada individuo.

Sin embargo, el proceso para que las mujeres fueran aceptadas en muchos rubros de la sociedad, fue lento y requirió de una lucha que aún continua de pie en muchas partes del mundo. No hay una razón real para que un género se imponga sobre otro. Pero la misma construcción de la sociedad pone en desventaja y bajo violencia constante a la mujer frente al hombre. Las mujeres se ven obligadas a madurar o a aceptar demasiadas obligaciones desde edades muy tempranas. Ser mujer en un país como México, es ser un blanco constante de violencia en distintos niveles que van desde el acoso hasta el homicidio.

gn_niunjyji-nick-karvounis

Muchas mujeres carecen de las oportunidades básicas para estudiar o emprender una idea o negocio, y sus limitaciones son más de orden social que de habilidades y conocimientos propios. Una de las principales limitaciones con las que se encuentran las personas de sexo femenino, es la presión social. Si bien todos tenemos un arquetipo de persona a seguir y en la que deseamos convertirnos, y que además se nos ha implantado desde pequeños por todo aquello que nos rodea. El arquetipo de las mujeres es mucho más exigente. Y pese a los derechos que han logrado ganar, también han adquirido trabajo extra. Las mujeres no sólo tienen que venderse a la fuerza de trabajo al igual que los varones, sino que además tienen que cumplir con las obligaciones del hogar, hijos y familia en general.

Este panorama claramente complica mucho más que una mujer destaque en los negocios. Pero tampoco es una limitante o una sentencia. Muchas mujeres que logran puestos destacados, sobresalen gracias a una visión distinta para hacer las cosas, además de una forma poco convencional de liderar, pero con buenos resultados. Sin embargo, el estigma sobre la imagen de la mujer en los negocios, continua vigente, aunque haya cambiado la manera en la que reprime. Muchas mujeres sufren exigencias constantes y superiores a las de los varones que desarrollan la misma actividad, así como un sueldo mucho menor en comparación con estos.

Dado que el sexo femenino es el encargado de proveer la vida, esto también se ha convertido en una limitante para las mujeres. Tener una familia supone de un gasto excesivo de tiempo y muchas mujeres sacrifican su carrera profesional por el bienestar de una familia. Aunque esta posibilidad cada vez es menos un impedimento, muchas empresas proveen servicios a sus empleadas para que puedan administrar y aprovechar mejor su tiempo sin afectar sus jornadas de trabajo ni a su familia. Las guarderías y las escuelas de tiempo completo, son la mejor muestra de esto.

Cada vez las mujeres son más requeridas en el ámbito laboral, lo que representa un gran avance para la sociedad. Aunque claramente existe un retroceso en algunas personas que siguen frecuentando creencias y formas de pensamiento ya por demás obsoletas, en las que se desprestigian las capacidades y habilidades de las personas de sexo femenino. Cada vez es más frecuente encontrarnos con nombres de mujeres ostentando los cargos más importantes, incluso hay mujeres han llegado a la silla presidencial, como es el caso de Argentina.

Sin importar si se es mujer u hombre, sin importar cuantas limitaciones y barreras ha roto alguien para llegar al lugar en el que se encuentra; hay un factor indiscutible que es recurrente en las historias de éxito. El apoyo y el trabajo en equipo. Incluso en las gigantescas producciones de cine y televisión, el trabajo anónimo es indispensable para hacer lucir el trabajo de las estrellas. Cualquier tipo de producción o de trabajo requiere de un esfuerzo conjunto de muchas personas, aunque a primera vista no lo parezca. Sobre todo en los negocios, encontrar un buen equipo de trabajo o empresas que provean materiales y servicios es indispensable para que podamos cumplir con las actividades necesarias y hacer que la empresa funcione.

la imagen de la mujer en los negocios, cada vez es más homogénea en contraste con la de los hombres. Pero es cierto que aún es evidente una desventaja que exige más esfuerzo y mejores resultados. Para lo que es necesario encontrar un equipo de trabajo y proveedores de servicios que estén comprometidos con la calidad y los resultados. Es por eso que te invitamos a visitar Optimización Online para que encuentres servicios que te ayudarán a mejorar tu calidad y resultados.

Publicaciones Recientes

Deja un comentario