Los peores errores en las campañas de mailing que debes evitar a toda costa

El mailing es sin duda una de las mejores herramientas que se tienen en el marketing digital para tener contacto frecuente con nuestros clientes y hacerles saber sobre mejoras en la empresa, descuentos, promociones o información que consideramos de interés. Es una manera efectiva de mantener la atención y de generar interés en futuras acciones, asegurando que los clientes se enteren en tiempo de éstas y puedan acudir o comprar el servicio.

En Optimización Online hemos creado campañas exitosas gracias a nuestra fórmula e información de interés que generamos en cada campaña de este tipo, ya que sabemos que es sumamente importante que todo lo que ofrezcas en tu empresa se encuentre claro y preciso en estas estrategias, pues cualquier error en el formato puede resultar en las pérdidas de los clientes cautivos gracias a este servicio.

El éxito de las campañas de mailing también está conectado directamente a ciertas reglas, son fáciles de seguir y sólo requieren de toda la atención de quienes estén detrás de ella. Hay seis puntos muy importantes que debes evitar a toda costa para asegurar que tu estrategia sea exitosa y que ésta no se pierda en la bandeja de spam, perdiendo así la oportunidad de llegar a más personas.

Sin más, te enlistamos estos errores para que puedas analizar tu método de mailing y detectar si estás incurriendo en alguno de ellos:

1.- Comprar una base de datos.

Si tu campaña va dirigida a un sector en especial y compras una base de datos en la que sólo se registren mujeres de 25 a 30 años, no garantizamos que todas ellas estén interesadas en tu producto o servicio, generalizar es un error y mucho de tu esfuerzo y dinero se pueden ir directo a la bandeja de spam. Puede que para tu empresa la oferta sea difícil de declinar, pero no todos tienen el interés de acceder a tu oferta o servicio, por eso, antes de lanzar una campaña de este tipo y comprar una base de datos, asegúrate de que sea bajo un previo estudio de mercado, sólo así podrás determinar los gustos y las actitudes de consumo del cliente al que aspiras a llegar.

2.- Enviar mails sin previa autorización.

 Las actuales maneras de extorsión y virus en la red han generado desconfianza, por lo que si las personas reciben en su bandeja de entrada algún correo que no hayan autorizado, es probable que no lo abran, lo manden directamente a la papelera y lo marquen como spam. Esto no es algo conveniente, pero se entiende, pues nadie quiere correr riesgo alguno por el hecho de haber abierto un correo desconocido, sólo piénsalo así: ¿tú abrirías un correo desconocido por más interesante que sea la oferta? Seguramente respondiste no.

3.- Listas claras.

 Segmenta las listas de tus clientes por gustos e intereses, así te cercioras de que la información que reciban sea la que les interesa, si lo hacen de manera general, llegará la información sin una selección pensada, por lo que nuevamente corres el riesgo de caer en un spam, así no llegarás a los clientes que necesitas, y si algo de lo que ofreces sí pudiera ser de su interés, se perderá en unos días y nunca llegará a ellos.

Segmentar a tus clientes y clasificarlos puede ser una tarea tediosa en un principio, pero vale la pena pues resulta una excelente estrategia que implementar.

4.- Mensajes no personalizados.

 Si el mensaje no tiene el nombre del destinatario, probablemente no sea abierto, esto puede referirlos a un mensaje de spam, (la palabra terrífica de esta campaña). Un mensaje no personalizado y frío genera desinterés o desconfianza por parte del cliente, por lo que corre el peligro de nunca ser abierto; al contrario, poner el nombre del cliente asegura que se dé una mejor relación con éste, pues no sentirá que es un mensaje robotizado y generará más interés por el simple hecho de que su nombre aparece mostrándole algo que seguramente le será de interés o de ayuda.

5.- No incluir enlaces de tu página.

Si estás por realizar una campaña de mailing, debes estar seguro de que todos los links que coloques en el cuerpo del correo funcionen, que las imágenes no estén rotas y que todo te lleve a la landing page. Mandar una serie de correos sin verificar estos puntos es asegurar el fallo de toda la operación, pues al no tener a dónde referirse, el cliente tirará a la basura tu mensaje y perderás dinero y tiempo invertidos.

Revisa toda la información que envíes y ratifica que tenga una ortografía impecable, imágenes que muestren lo que se ofrece y que todo sea legible y atractivo, de otra manera se sentirá una campaña fraude.

6.- No dar la opción de darse de baja.

No puedes retener a nadie. Si tu cliente decide que ya no quiere recibir tus ofertas no debes negarle la posibilidad de darse de baja de tu círculo de correo, es mejor que tengas clientes seguros que utilicen tus mensajes y que acudan a las promociones o servicios, que clientes retenidos a fuerza que puedan dar una mala semblanza de tu empresa.

7.-Usar encabezados como “Gratis, Compara ahora, Grandes rebajas”.

 Si lanzas una campaña con este asunto, aunque seas una agencia de viajes o de ropa, encenderás todas las alarmas de spam de los filtros de los correos, por lo que ni siquiera te verán, irás directo y sin escalas a esa temida parte de la bandeja de los clientes, sin la oportunidad de ofrecer el servicio u oferta que seguramente sería un éxito.

Si tienes dudas de cómo realizar una campaña de mailing exitosa, no dudes en acercarte a nosotros, en Optimización Online tenemos toda la experiencia y cientos de casos de éxito que nos respaldan. Estaremos encantados de que tú y tu empresa sean uno más.

Publicaciones Recientes

Deja un comentario