Imagen corporativa planeada: mayor impacto en el mercado

imagen corporativa

Actualmente, no es fácil imaginar que una empresa se desarrolle y tenga éxito o que se lance un producto, si no tienen una óptima identidad corporativa que sirva para generar engagement y reacciones de los consumidores, la opinión pública, e inclusive los medios publicitarios. Nunca antes los medios tradicionales y no tradicionales habían sido canal de tanta presencia de imágenes, logotipos, slogans, colores, fotografías, etcétera. Desde señales de tráfico, anuncios en comercios, cines, espectaculares y hasta publicidad de mano en mano, todo está conscientemente anclado a una identidad visual corporativa, con el objetivo de que el consumidor identifique con mayor rapidez y certeza a la empresa, marca o institución cada vez que la vea anunciada.

Gracias a la imagen corporativa, es posible diferenciar rápidamente una empresa de otra, tal vez su giro o público al que va dirigido. Es común que se confundan los términos identidad corporativa, con imagen corporativa y comunicación corporativa. Es importante que los empresarios y emprendedores tengan clara esta diferencia pues puede ocurrir que no llegan a saber ni qué servicio están adquiriendo cuando se trata de contratar asesores o especialistas en el área.

La imagen corporativa, también conocida como imagen institucional, es la lectura pública de una institución, se refiere a la interpretación que la sociedad, así como los individuos en particular tienen o construyen de modo natural o intencional de dicha empresa.

Hay dos conceptos que van íntimamente ligados, se trata de imagen e identidad, pues toda empresa debe tener una imagen corporativa bien creada para que, de esa manera, se genere una identidad propia que empleados y directivos puedan adoptar.

A continuación te daremos seis dimensiones indispensables para crear la identidad de una empresa o institución.

  1. Nombre o identidad verbal: Se empieza por un nombre propio de la empresa, generalmente la empresa nace con una razón social, posteriormente, se tiene el nombre “comercial” de la empresa, marca o producto. El objetivo de este nombre propio comercial es que la empresa se identifique a si misma, pero también que el público lo haga, es decir, consumidores, clientes, competencia, medios, etcétera. Es aquí donde entra en juego la imagen corporativa y el trabajo que haga transmitiendo sus valores a la sociedad.
  1. Logotipo: El nombre verbal audible pasa a ser visible. Aquí es cuando la parte gráfica se vuelve importante y toma un papel preponderante. El logotipo es, tal cual, una traducción visual del nombre o marca. Se puede decir que la imagen corporativa, representada por un logotipo, permite a la empresa fijarse en la memoria visual del público y esto es un gran beneficio, pues dicha memoria es mucho más potente y perdurable que la memoria virtual. El logotipo puede ser una palabra diseñada que puede estar acompañada de una imagen o no, todo depende del concepto general de la imagen corporativa.
  1. Simbología gráfica: Empecemos por tener claro que las imágenes son más fuertes y penetrantes que las palabras. Es por eso que un símbolo icónico de marca tendrá una capacidad de impacto mayor a un logotipo.
  1. Fuerza cromática: Regresando un paso atrás, es necesario precisar que es aún más instantánea la percepción del color que de un símbolo. Dado que el color actúa como señal y no como información, el color corporativo se convierte en lenguaje. ¿Acaso hay mejor ejemplo que el color rojo para Coca Cola?
  1. Identidad cultural: Esto se refiere a los elementos significativos de la cultura empresarial bajo la que la corporación define su estilo. Es decir, un modo propio de comportamiento frente a la sociedad. De esta manera, se define un estilo o carácter propio de la empresa.
  1. Indicadores de la identidad: se refiere a los datos duros de presentación de una empresa. Tal cual, se puede decir que es la información, cifras, cuantificados y comparables.

Ahora bien, sabemos que en un clima empresarial altamente competido en un mismo sector, cada empresa dedica muchos recursos tanto económicos, de tiempo y de capital humano, para crear y promover una imagen corporativa positiva, sólida y competitiva a sus clientes, inversionistas, socios, comunidad financiera y al público en general. Es necesario tener claro que si una empresa no dedica atención a su imagen y la diseña mal, el mensaje que enviará será negativo o débil y eso a la larga generará problemas o repercusiones en ventas, ya que una gran mayoría de los consumidores basan sus decisiones de compra, en gran medida, en la confianza que sienten por la marca o el negocio.

¿Cómo detectar señales de peligro en cuanto a imagen corporativa se refiere? Hay varias maneras de detectar fallas, algunos de los síntomas principales son: una alta y constante rotación de empleados, clientes que de la nada desaparecen y nunca regresan, baja en el valor de las acciones, deficiencias en la comunicación de los departamentos internos, información negativa que se pasa de boca en boca o a través de los medios, entre muchas otras consecuencias negativas.

Es de vital importancia, que la imagen corporativa sea promovida desde el interior de la empresa. No importa de qué tamaño sea el negocio, ya sea una PyME o una trasnacional, lo más importante es que los puestos jerárquico superiores promuevan hacia abajo del organigrama, la importancia de mantener una imagen fuerte y bien posicionada.

Algunas recomendaciones para que empresarios y gerentes tomen en cuenta y pongan en práctica para que fomenten la generación de una buena imagen corporativa:

  • Concentración en la reputación en el presente y a largo plazo
  • Acciones basadas en políticas éticas, respetuosas y sustentables
  • Valorar la importancia de la honestidad para hacer negocios
  • Transparencia en procesos y decisiones empresariales
  • Generar valor por la calidad de vida de los empleados
  • Excelente servicio al cliente

Nunca hay que olvidar una enseñanza de gran valor: Una imagen corporativa toma años en crearse y solidificarse, pero en unos cuantos momentos, se puede destruir.

imagen corporativa

Veamos con detalle por qué es tan importante dedicar esfuerzos a mantener una imagen corporativa correcta y adecuada. En las últimas décadas, hemos visto como el ciclo de vida de los productos ha disminuido, pues lo que hoy es novedad, mañana ya es opacado por algo nuevo, es por eso, que si la empresa tiene una imagen sólida, estará vendiendo no solo el producto en sí, sino el respaldo de su marca y todo el estilo de vida que promueva de manera implícita. Un gran ejemplo es Apple y, en específico, el iPod. Cuando dicho dispositivo salió al mercado, todos corrieron a comprarlo en sus diferentes versiones, pero con el paso de los años, los smartphones fueron superando al iPod y ahora ya se puede tener en el teléfono la misma cantidad de música, pero con muchas funciones más. Si Apple no hubiera tenido una imagen corporativa tan solida y fácilmente identificable por el público, el negocio hubiera podido caer drásticamente. Sin embargo, la gente siguió comprando los nuevos productos que la empresa ofreció porque confían ciegamente en lo que la manzanita mordida ponga en el mercado.

También debemos tener en cuenta que mientras las empresas sigan expandiendo sus operaciones alrededor del mundo o, inclusive, a nivel nacional, es tanta la diversificación de sedes, personal, estilos de vida y necesidades, que con facilidad la imagen empresarial se puede diluir, modificar y dispersar. Esto se evita con un manual de imagen y aplicación absolutamente bien hecho y fácil de seguir.

Veamos a continuación los beneficios de una buena imagen corporativa:

  • Contar con una buena imagen y reputación es, en si mismo, una herramienta de promoción muy efectiva
    Los clientes siempre recordarán o un servicio excelente o un servicio pésimo. Para un cliente es gratificante cuando sabe que invirtió su dinero en una compra de producto o servicio extraordinario. Si un cliente satisfecho puede identificarte visualmente, ya tienes un portavoz asegurado, pues seguramente se recomendará cuando sea el momento que vea tu anuncio en la calle o en una revista, por ejemplo. Invierte en imagen y servicio y los clientes llegarán solos. Aparte es bien sabido que la gente va a preferir a marcas y a empresas que son fácilmente identificables en el mercado.
  • Credibilidad e integridad.
    No importa que tengas el mejor logotipo, si tu reputación empresarial no te avala, no llegarás muy lejos. Recuerda que, eventualmente, la verdad siempre sale a la luz, así que si manejas transparencia en tus negocios, los clientes inevitablemente harán eco de tu buena reputación.
  • Confianza, lealtad y buenas relaciones.
    Las empresas más grandes hoy, no estarían donde están si no hubieran dedicado esfuerzos y tiempo a proteger su reputación, así como a diseñar una imagen sólida y duradera. Tengamos claro que por cuidar la reputación no nos referimos únicamente a evitar escándalos, sino a satisfacer las expectativas de los clientes, así como a la excelencia continua. Esto brinda seguridad al cliente de que al comprar productos o servicios con dicha empresa, está en buenas manos.
  • Incrementar oportunidades para la empresa.
    Una buena imagen y todo lo que ello conlleva, funciona como un imán, no solo para atraer clientes, sino también inversionistas, posibles socios, atención mediática, clientes potenciales e inclusive capital humano para laborar. Ten siempre en cuenta que una buena imagen corporativa generará crecimiento y expansión.
  • Imagen a prueba de tiempo
    El mercado está cada vez más competido y saturado, en prácticamente todos los ámbitos, sin embargo, los clientes siempre estarán buscando las mejores alternativas. Cuando un cliente está casado con una empresa los riesgos de cambiarse con la competencia se reducen mucho. Cuando un cliente sabe que puede confiar en su proveedor, se quedará con él, incluso si el precio es más alto, pues es un precio que vale la pena pagar. No olvidemos que la primera impresión nunca se olvida, por eso mismo, tu empresa debe siempre causar una buena impresión, incluso, antes de que se conozca, solo con ver un anuncio ya debe empezar a enamorar.

Hoy en día es indispensable que cualquier empresa, por pequeña o grande que sea, tenga una imagen y una identidad corporativa sólida. A través de estudios, briefings y análisis de mercado, especialistas pueden diseñar una imagen atractiva, atrayente y en sintonía con el estilo de la marca o la empresa.

Es vital que dicha identidad se defina desde el principio y desde su nacimiento, pues una vez que la empresa ha crecido y es una realidad, será difícil crear una identidad y posicionarla en la mente de los consumidores, sobre todo, si ya se han hecho una idea preconcebida de la empresa.

Finalmente y a manera de conclusión, podemos afirmar que la imagen corporativa es un valor agregado, pero indispensable a la empresa y no se trata solo de un logotipo, sino de todo un conjunto de elementos y maneras de actuar que hacen de una empresa un modelo a seguir, tanto por competidores como por clientes y clientes potenciales.

En Optimización Online estamos enfocados a proveer a nuestros clientes de las herramientas más innovadoras, claras, fáciles de operar, así como necesarias para que sus empresas crezcan, desde diseño de imagen corporativa, hasta posicionamiento orgánico en los buscadores, pasando por diseño web, manejo y administración de redes sociales, email marketing, creación de contenido, SEM y SEO, relaciones públicas y todo lo que el avance del mundo digital nos vaya permitiendo. Somos una empresa seria y comprometida que crece, día a día, gracias a la confianza y satisfacción de nuestros clientes, así como al trabajo de nuestro equipo de profesionales. Nuestro éxito está basado en la excelencia de nuestros servicios, así como en la calidad de los resultados que ofrecemos.

Hoy en día, Alexa nos ha calificado dentro de las primera 70,000 mejores empresas por el tráfico calificado que se dirige a nuestro sitio y en el mercado de habla hispana no hay una empresa mejor rankeada que Optimización Online,  lo que claramente prueba lo comprometidos que estamos con el marketing online y lo bien que sabemos operar.

Si nosotros hemos alcanzado estos altos estándares, ten por seguro que los podemos lograr para ti y tu empresa. Trabajamos hombro con hombro, con los mejores empresarios de América Latina y su confianza es nuestra mejor carta de presentación. Conócenos.

Publicaciones Recientes

Deja un comentario