Reglas de oro para hacer crecer tu e-commerce

tiendas virtuales

El comercio es la actividad económica tal vez más importante de la humanidad y ha existido desde muchos siglos atrás, hasta nuestros días. Empezó con el trueque y hoy ha llegado hasta el e-commerce, tiendas virtuales que se han convertido en la manera más rápida de comprar desde casa y de ofrecer productos al mundo entero desde una plataforma digital.

Sin embargo tener éxito a través de tiendas virtuales requiere una estrategia bien pensada y ejecutada, no se trata solo de esperar a que los clientes lleguen, hay que atraerlos, generar su interés y deseo de comprar.

A continuación proponemos las siguientes reglas de oro para que, si decides ser parte de las tiendas virtuales, la tuya se vuelvan más exitosa y duradera, es decir, alcance el éxito:

  1. Optimiza la página de muestra de productos con un concepto landing:
    Una landing page se define como una “página de aterrizaje”, con el objetivo de que el usuario dé el paso y “convierta” lo que se traduce como comprar, inscribirse, dejar sus datos, etc. No importa donde esté, al aterrizar ya estará en tu territorio.
    Recordemos que el objetivo de las tiendas virtuales es exactamente obtener conversiones, es por eso que se recomienda diseñarla como landing pase y no un catálogo.
    Es importante tener presente que el cliente llega directamente a tu producto desde muchos puntos, no necesariamente porque estaba navegando tu web y o porque tenga información tuya previa. Puede ser que llegue desde un buscador o a través de un anuncio publicitario. Los datos necesarios para decidirse por una venta deben estar siempre disponibles en la landing page, para que en cualquier momento se pueda realizar la venta.
    Un tip más es que nunca generes estímulos extras que distraigan al usuario de la página o del momento en que va a apretar el botón de “comprar”.
    La parte visual sigue siendo tan importante como siempre, inclusive se ha demostrado que pequeños cambios, como modificaciones de color, ubicación y tamaño del botón de “comprar” pueden significar un aumento importante en la tasa de conversión
  1. Carga como rayo
    Estudios y opiniones de especialistas coinciden en que los tiempos de carga de una página son decisivos en el índice de ventas. Veamos a continuación algunos datos al respecto:
  • 1 segundo de retraso en la carga de la página, puede ser igual a una baja del 7% en conversiones.
  • 11% de los clientes que abandonan sus carrito y no concluyen la compra, lo atañen a la lentitud de la página.
  • Cada persona que visita tu web te concederá entre 7 y 10 segundos para decidir si quiere seguir adelante o si se va, posiblemente sin intenciones de regresar.
    Es indispensable tener claro que 6 segundos pueden ser la diferencia para que tu negocio sea un éxito o un fracaso.

tiendas virtuales

  1. No pidas datos que no necesitas, ni datos de más.
    Esto básicamente se resume en: “Un campo de más, son miles de clientes menos”. Esto no solo es cierto, si no que es una de las reglas más fácilmente comprobables. Si el usuario que se decide a comprar se enfrenta a un hoja de datos larga e intrusiva, inmediatamente se desanimará y abortará la misión. Así que la recomendación es ser reservado en la solicitud de datos, así como explicativo del porqué pedir esos datos en particular.
    Una buena idea puede ser cambiar el lenguaje y la manera de acercarse al cliente, intenta cambiar la frase “Rellena con tus datos” por “¿A dónde quieres que mandemos tu pedido?” El cliente se quedará más tranquilo y contento con llenar esos datos.
  1. Genera tráfico con las herramientas correctas
    A diferencia de una tienda física que consigue clientes a través de su visibilidad en la calle, las tiendas virtuales están totalmente escondidas si no consigue ir por la gente y llevarla, es decir generar tráfico. Esto significa que tienes que hacer una serie de acciones para estar siempre llevando nuevos clientes a tu tienda. Algunas de estas son:
  • Marketing de contenido: Actualmente un método altamente eficaz y rentable para llamar la atención (y retenerla) de tu público objetivo es ofrecerles contenidos de valor, divertidos, útiles, interesantes, de esta manera los podrás atraer una una forma más natural, en la que ellos vayan a ti y no tú detrás de ellos. La meta es que esos contenidos sean tan atractivos que no sólo les gusten, sino que los compartan y así tu alcance crezca.
  • Interacción en redes sociales: Las redes sociales sí venden. Aunque no es el sitio donde se realiza la compra, es parte de la cadena para lleva gente a tu plataforma de e-commerce. Se recomienda utilizar las redes sociales para mandar tráfico a la página.
  • Publicidad en redes sociales: La gran ventaja de FB es la posibilidad de segmentar de una manera muy precisa y eso te abre una gran ventana de oportunidad para llegar justo a quien quieres. Para iniciar aplica técnicas de prueba y error para aprender a sacarle el mayor provecho a esta herramienta.
  • SEO: Presta atención a estas 3 letras, pues tu posicionamiento natural en el buscador te dará credibilidad, renombre y evidentemente el tráfico será muchísimo mayor.
  • Partnership: No descartes la idea de hacer alianzas estratégicas con otras empresas o tiendas virtuales, pueden beneficiarse ambos y obtener resultados impresionantes.

Para poner en práctica estas y otras reglas básicas no está de más contar con la asesoría y ayuda de verdaderos expertos, los resultados serán aún más satisfactorios cuando se cuente con todo un equipo de profesionales detrás. Por eso te invitamos a contactarnos, en Optimización Online entendemos a los empresarios y sus necesidades, de esta manera podemos crear juntos la mejor estrategia comercial que haga llegar a tu e-commerce al siguiente nivel. Somos expertos en tiendas virtuales, SEO, generación de contenidos, redes sociales, etc. Conócenos.

Publicaciones Recientes

Deja un comentario